Consejos para que aprendas cómo elegir una cinta de correr. No te lances a comprar una cinta de correr barata sin antes leer lo siguiente.

Las cintas de correr son cada vez más utilizadas por los corredores que no quieren dejar de lado su entrenamiento. ¿Quieres saber qué características debes tener en cuenta a la hora de comprarla?  Empezamos:

Potencia

Elegir una cinta de correr cuya potencia del motor sea capaz de soportar tu peso y alcanzar una velocidad máxima que encaje con tus objetivos es fundamental.

Además, la inclinación de la cinta de correr influirá directamente en el funcionamiento del motor porque a mayor inclinación, menor potencia necesitará.

Por todo ello, si pesas más de 80 Kg se recomienda comprar una cinta de correr de mínimo 1,5 CV pero la potencia estándar óptima es de 2 CV, sobre todo si corres a una velocidad de 16km/h o superior.

Velocidad máxima

A veces, las cintas de correr baratas disponen de una potencia y una velocidad máxima que dejan mucho que desear y que no permiten llevar un entrenamiento adecuado a tu nivel. Por eso, revisar la velocidad máxima que alcanza la máquina de correr no es ninguna tontería y es un “must” que no puedes dejar pasar.

Los corredores principiantes pueden confiar en una cinta de correr que alcance la velocidad máxima de 12 km/h pero si necesitas un entrenamiento más profesional la recomendación general es comprar una cinta de correr que alcance la velocidad de 16 km/h.

Grado de inclinación máximo

Da igual que seas un corredor principiante o un corredor profesional: el grado de inclinación de la cinta de correr te puede beneficiar en tu entrenamiento.

Y es que esta inclinación sirve para realizar distintos tipos de entrenamiento, sobre todo los enfocados en incrementar la intensidad del esfuerzo mientras caminas o corres. Lo normal es que puedas elegir entre distintos grados de inclinación, siendo los más normales: 7, 10, 12 y 15%.

Algunas cintas de correr profesionales incluyen también inclinaciones menores de 1 o 2 %.

Amortiguación

Los sistemas de amortiguación de las cintas de correr permiten al deportista soportar un impacto menor y proteger sus articulaciones. Como vimos en su día el propio deslizamiento de la cinta en sentido contrario inhibe parcialmente el uso de algunos músculos (glúteos) y ligamentos, y pueden aparecer molestias en la espalda y/o flexores de cadera, así como en el tibial. De hecho, existen en el mercado sistemas amortiguadores incorporados en cintas de correr realmente profesionales. Por ejemplo, el famoso Protech Plus o el sistema Softrack.

En función de tu peso y de tus posibles lesiones esqueléticas deberás tener en cuenta el tipo de amortiguación de tu cinta de correr a fin de minimizar los riesgos.

Tamaño y superficie

Las dimensiones de la cinta de correr son indispensables y no es una característica que puedas dejar de pasar. ¿Por qué? Porque dependiendo de tu altura estarás más cómodo en una cinta de correr u otra dado que tu zancada será más o menos grande.

Por ejemplo, los corredores altos que miran más de 1,80 cm necesitarán una superficie de al menos 46 x 130 cm. Si tu estatura es menor puedes utilizar una cinta de correr de 42 x 127 cm.

Consola y programas

Estas características son las que más suele revisar el corredor que acude a comprar una cinta de correr nueva. Y es que la pantalla y los programas que incluye la cinta son tremendamente importantes a la hora de planificar un entrenamiento. Así, conocer métricas como la velocidad, la distancia recorrida, el grado de inclinación, el tiempo que llevas corriendo o las calorías quemadas son de gran ayuda para cualquier deportista.

Dependiendo del nivel de estadísticas y métricas que quieras en tu cinta podrás comprar un modelo u otro.

A día de hoy existen cintas de correr que disponen de hasta 4 ventanas diferentes en la consola. De esta forma puedes visualizar todas las métricas necesarias para controlar tu actividad física.

Ahora que ya sabes algo más sobre cómo elegir una cinta de correr y cuáles son las características técnicas básicas en las que deberías fijarte para hacerlo bien, os dejamos nuestra recomendación: