Antes de lanzarse a la compra compulsiva, hay que tener claras algunas cuestiones: qué es, para que sirve, en que se diferencia con otras herramientas habitualmente usadas para la recuperación deportiva y cuáles son los mejores modelos. Y a todo eso nos disponemos a continuación.

Qué es una pistola de masaje muscular

Una pistola de masaje muscular es un dispositivo dotado con cabezal para percutir la piel y transmitir la vibración a la zona sobre la que se trabaje. Se puede usar cómodamente gracias a un agarre ergonómico y antideslizante que te permite dirigirlo, y su forma se asemeja a la de un pistola.

Lo habitual es que presente cabezales intercambiables para ajustarse a diferentes zonas del cuerpo, pero no es lo único que se suele pedir a un aparato de estas características. Se ha de mirar también cuánto es capaz de durar la batería, qué velocidades alcanza, qué potencia tiene y qué nivel de ruido presenta. Por lo general son fáciles de transportar, dadas su dimensiones, pero hay algunos con tamaño y peso especialmente reducidos.

El mantenimiento también es importante, y hay algunos que permiten incluso que los cabezales se puedan lavar en el lavavajillas.

En cuanto a otras funciones, algunas permiten la conexión bluetooth.

Sobre la terapia de percusión

Recordemos que la terapia de percusión es aquella que trata el tejido muscular y la fascio con movimientos rápidos y verticales, lo que genera una respuesta neuromuscular que tiene diferentes efectos. Entre ellos, que alivia el dolor, aumenta el tiempo de recuperación y contribuye a mejorar el movimiento, aunque conviene diferenciarla de otros aparatos relacionados con la práctica deportiva.

¿Es lo mismo pistola que electroestimulador muscular?

No, porque los electroestimuladores no se basan en los movimientos rápidos y verticales como hace la pistola, es decir, no percuten. Lo que hacen es enviar impulsos eléctricos para provocar contracciones musculares, de forma similar a cuando hacemos ejercicio, así que se usa también para bajar de peso (con más o menos eficacia).

En el marco de la electroestimulación deportiva, se le denomina ejercicio pasivo y ayuda a mejorar el tono e incrementar el volumen de músculo, combatiendo la flacidez. Por lo tanto, sus beneficios no son los mismos.

¿Por qué comprar un pistola percutora de masaje?

Se trata de un producto muy versátil. Puedes usarla durante el calentamiento para preparar a los músculos para la actividad, cuanto termines la práctica para favorecer la recuperación o, si lo prefieres, para darte un masaje relajante en cualquier momento.

La versatilidad también tiene que ver con el diseño, pues algunos llegan a tener hasta seis cabezales intercambiables con diferentes formas (redondos, en forma de U, de seta, alargado…) para usarla en grupos musculares grandes, medianos, alrededor de la columna vertebral, en articulaciones, etc.

Se suele utilizar para la recuperación porque ayuda a relajar los músculos y a disolver el ácido láctico (que está detrás de las clásicas agujetas), y porque mejora la circulación de la sangre. Pero también se puede usar para el tratamiento de lesiones.

Con todo, no se trata de un producto caro.

Modelos recomendados